Justicia y Participación
Imagen de Cejip
Cejip
09/01/2015 - 09:10

Charlie Hebdo: Consecuencia de la política de armas francesa

Ana V. Zambrana Gamarra

En este artículo no quisiera entrar en la discusión subjetiva de cómo sucedió la masacre de las doce personas del semanario francés Charlie Hebdo  o los móviles que llevaron a los dos perpetradores a cometer dichos actos.

En lo que quiero hacer énfasis es en los instrumentos utilizados para cometer este crimen. Armas de fuego, más precisamente fusiles Kaláshnikov.

Los fusiles Kaláshnikov son armas de asalto automáticas de calibre 7.62 mm, y son las armas de mayor producción a nivel mundial debido a su facilidad de disparo por sus características técnicas, así como por su gran fiabilidad (permite alcanzar un blanco a 285 metros de distancia), resistencia a condiciones desfavorables (puede ser disparada incluso después de ser lanzada al barro, sumergida en agua o atropellada por una camioneta), y sobre todo por su bajo precio (en algunos países los AK son tan baratas que su precio oscila entre $30 y $125 dólares por arma).

Esta arma tan popular es responsable por la muerte de 250.000 personas cada año[1], y según la organización Amnistía Internacional es el arma peor regulada y controlada en el mundo[2].

¿Cómo regula Francia la compra, uso y transferencia de armas pequeñas y ligeras como esta? El gobierno estatal es el responsable por la fabricación, uso y destino de las armas en Francia, lo cual está regulado por leyes nacionales.

La Ley de Control de Armas en Francia está considerada como una ley restrictiva, y la misma dispone que tanto armas y municiones diseñadas para guerra aérea, en alta mar o en tierra, así como armas diseñadas para defensa y sus municiones están prohibidas para uso civil excepto autorización expresa del gobierno. Esta autorización se obtiene a través de resolución prefectural, y demostración previa de una licencia de caza o autorización de tiro, necesidad de defensa, y con la cedula de identidad que acredite 18 años cumplidos.[3].

                                          

Sin embargo existe una contradicción entre la legislación y la práctica, y ciertamente una permisión y bajo control de las armas, ya que una vez obtenida la licencia del arma de fuego, el número de cartuchos permitidos por ciudadano puede alojar hasta un máximo de mil balas, es decir mil disparos por arma. La lógica común nos manda a cuestionarnos porque una persona necesitaría disparar mil veces para defenderse.

Esa misma persona puede obtener hasta 12 autorizaciones o permisos diferentes[4], es decir que podría tener 12 armas legalmente en la casa, cada una con mil municiones de acuerdo a la ley. Por lo que estamos hablando de 12 mil disparos permitidos legalmente a cada ciudadano francés por año.

Small Arms Survey, una organización que investiga cuestiones relacionadas a las armas de fuego, arguye en su más reciente estudio de “Armas en posesión de civiles” que Francia es el quinto país cuya población civil porta más armas. Se calculan que existen 19 millones de armas pequeñas y ligeras ilegales e legales, lo que se traduce en que de cada 100 ciudadanos franceses 34 porta un arma[5]. Números que superan ampliamente a países como Irak, Pakistán y Colombia los cuales atraviesan situaciones de violencia.

Un estudio de las importación de armas desde los años 2001 hasta el 2011, periodos de gobierno de Chirac y Sarkozy, revela que Francia importo el valor de 100 millones de dólares por año por concepto de armas pequeñas, sus partes, accesorios y municiones. Y la masacre del semanario francés nos hace pensar que esto no ha cambiado con el gobierno de Hollande.

No pretendo justificar un crimen violento como la muerte de los doce periodistas de Charlie Hebdo, sino que me gustaría resaltar el rol que ha jugado en esto el gobierno y las políticas de control de armas francesas. Es el Estado quien pone a disponibilidad de los ciudadanos armas de fuego, cuyo uso y finalidad es matar y nada más que matar.  Alguna persona podrá argüir que los perpetradores podrían haber usado cualquier otro medio para cometer los asesinatos, lo cual es cierto, pero mientras un cuchillo sirve para cortar alimentos, un hacha para derribar árboles, el arma de fuego solo sirve para matar.

Personalmente creo que el principal cómplice del triste hecho de ayer es el gobierno francés, y mientras Hollande predica “nuestra arma es nuestra unidad”… otro tipo de armas seguiran matando a las personas que se pretende proteger.


[1] http://actualidad.rt.com/actualidad/view/115149-kalashnikov-curiosidades-fusil-asalto-ak47

[2] El Mundo. Amnistía Internacional denuncia que el rifle AK-47 es el arma peor regulada del mundo.

 http://www.elmundo.es/elmundo/2006/06/26/solidaridad/1151317125.html

[3] Armurerie GIROR. Reglamentación francesa de las armas de fuego. Ingresado el 08 de enero de 2015.

http://www.armurerie-girod.com/cms-reglementation+francaise+sur+les+armes_0_29_22.html

Ingresado el 08 de enero de 2015.

[4] Servicio Público de Francia. Armas: nueva reglamentación vigente a partir del 06 de septiembre del 2013. http://service-public.fr/actualites/002387.html ingresado el 08 de enero de 2015.

[5] Small Arms Survey. Completando la cuenta: Armas Civiles. http://www.smallarmssurvey.org/fileadmin/docs/A-Yearbook/2007/en/full/Small-Arms-Survey-2007-Chapter-02-EN.pdf Ingresado el 08 de enero de 2015.


Ana V. Zambrana Gamarra

De profesión abogada, con el grado académico de Magister de Artes en Estudios Internacionales de Paz por la Universidad para la Paz por mandato de las Naciones Unidas, ubicada en Costa Rica, trabajo en proyectos de desarrollo comunitario, protección de derechos humanos y acción humanitaria en organizaciones no gubernamentales en Costa de Marfil y Colombia. Delegada de la sociedad civil ante las Naciones Unidas en la Reunión Bienal para tratar el Programa de Acción contra el tráfico de armas. Becada en el programa internacional de liderazgo por la Universidad de Georgetown. Actualmente cursa la certificación internacional de Gestión de Proyectos de la Universidad de Toronto, Canadá y es Coordinadora de Proyectos del Centro de Estudios sobre Justicia y Participación, organización no gubernamental dedicada a la democratización de la justicia, gestión de seguridad, promoción de la cultura de paz y control de armas en la ciudad de La Paz, Bolivia. Twitter: @ani_zg

Publicidad

Publicidad

El Periódico Digital OXIGENO.BO, es desarrollado y administrado por Gen Film & Crossmedia Ltda. Teléfono: 591-2-2445455. Correo: info@gen.com.bo