Publicidad

Los derechos en serio
Imagen de Iván Lima M.
Iván Lima M.
15/01/2018 - 09:11

Sobre la Abrogación del Código del Sistema Penal

Voy a referirme a pocos antecedentes para explicar mi posición sobre la reforma penal en Bolivia, porque es necesario entender las razones de quienes piden su abrogación: 

  1. La Reforma Penal en Bolivia, se inicio con el Informe ILANUD de 1991, siguió con las reformas impulsadas por Rene Blattmann. Acoge un movimiento regional que sin duda tiene en Alberto Binder a uno de sus principales impulsores. La ley 1970 y antes la 1768, son las normas que modificaron la legislación Banzer, ese es el punto de inflexión en el ámbito de la justicia penal, el punto de no retorno en el que asumimos un sistema garantista. La Ley 1005, no aporta mayores innovaciones y mas bien descarta las contra reformas que impulsaron los gobiernos neo liberales y luego algunos sectores del MAS. 
  2. Oficialmente, el debate parlamentario sobre el Código del Sistema Penal o Ley 1005, se inicia el 17 de marzo de 2017. En todo ese tiempo la oposición política, los dirigentes sindicales y los expertos en derecho no asumieron una posición critica.  No presentaron un Código alternativo y menos alertaron a la población sobre su texto. Los únicos que hicimos seguimiento y trabajamos el tema fuimos los mismos abogados que venimos trabajando en la reforma penal desde la gestión de Rene Blattmann y sólo los que pensamos que la defensa de los mas débiles de una sociedad incluye la defensa de los seres humanos no nacidos asumimos posiciones criticas en la redacción del delito de aborto que es inconstitucional e inconvencional. 

Con ese antecedentes es bueno recordar que la justicia penal siempre generara profundos conflictos porque implica una sanción y siempre existirá SECTORES AFECTADOS. Lo que no debemos perder de vista es que el Estado debe proteger al médico y al paciente, al chofer y al usuario, al oyente y al periodista. El equilibrio en la persecución penal nunca será pacifico y cada sector dará una lectura parcial. Unos pensaran que se los persigue y otros que no se los protege. En Bolivia, la Asamblea Constituyente determino un cambio de paradigma en la protección al ciudadano, la tutela judicial efectiva y los derechos humanos: 

  1. El artículo 256 de la Constitución Política del Estado, señala que por encima de nuestra legislación e incluso de nuestra Constitución, se encuentran los Tratados Internacionales de protección a los Derechos Humanos. Entre ellos el Pacto de San Jose de Costa Rica o Convención Interamericana de Derechos Humanos, y también la Jurisprudencia emitida por la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Es decir que Bolivia, adopto el sistema de interpretación que busque el standard de protección mas alto al ciudadano, al imputado y a la víctima. No existe ambigüedad en la lectura del Código si hay una duda, si una palabra puede ser interpretada en contra de los derechos humanos, esa posibilidad debe ser descartada por el Policía, Fiscal o Juez. Y si no lo hace así seria sancionado por Prevaricato de Juez o Fiscal y su decisión revocada. 
  2. El artículo 5 del CdSP da una salvaguarda precisa frente a toda ambigüedad o interpretación abusiva de un Juez o Fiscal. Ante una duda, esas autoridades deben  aplicar de forma estricta, restrictiva y taxativa la interpretación mas favorable al ciudadano (sea imputado o víctima) se prohibe cualquier analogía y se ordena que se respete por encima del castigo el enfoque restaurador y de protección a la Víctima. 

 

Entonces los reclamos realizados contra la redacción de determinados delitos no tienen sentido de protección al ciudadano. Su fundamento es el miedo a la justicia, a sus abusos, a su falta de credibilidad a la corrupción y excesivos plazos para definir cualquier situación. El miedo combinado con la mentira lograron movilizar a muchos sectores. El apoyo y la coordinación asumido por Diputados Huelguistas y Políticos sin ideas, no piensa en los 17.964 bolivianos enjaulados en condiciones indignante de privación de su libertad, no asume que viven cada día con 8 Bs. y que sus familias están sufriendo cada día sin esperanza alguna, que 2/3 de ellos no tienen siquiera sentencia; no piensan que es urgente que se les haya quitado por años su dignidad y que urge devolverles la esperanza en una nueva justicia. Tampoco le duelen las miles de víctimas y familias destruidas por el narcotráfico, los feminicidios y la negligencia en quitarle la vida a un compatriota. Este sistema penal cuya reforma no ven urgente solo resuelve el 1% de los crímenes que se denuncian y lo soluciona encarcelando a los mas débiles, a los que no tienen una defensa legal seria y los que no pueden comprar a la justicia. 

No estoy de acuerdo con la abrogación de la Ley 1005; creo que es una norma que debemos mejorar se debe volver a incluir los Jurados. Hay que suprimir el recurso de casación. Necesitamos seguir eliminando delitos del Código y generando politicas mas duras contra el Narcotráfico, la corrupción, la violencia y preservando el medio ambiente. Pero sin duda tenemos avances significativos estructurales. Los limites a la detención preventiva, la protección al ciudadano que denuncia la corrupción, los ajustes a la Ley Marcelo Quiroga que ahora respetan legalidad y la competencia concurrente de los Jueces Penales en los casos de violencia son cambios que ameritan defender este Código como un avance. 

Voy a resaltar finalmente, el rol que tenemos como ciudadanos de debatir seriamente en temas de interés publico. La libertad de expresión exige la responsabilidad de leer, estudiar, entender los cambios en las leyes y las reformas institucionales. En ese ámbito algunas personas abusan de los medios, se niegan al debate serio y apelan a la desinformación y el miedo. Creo que no podemos tener una visión maniqueista de la vida y la política, si es que hay una obra legislativa positiva en los últimos años es el Código del Sistema Penal, porque lo repito es parte de un movimiento histórico que se inicia el año 1991 en nuestro país y que es obra de un movimiento regional de búsqueda de preservar la dignidad humana de los ciudadanos y proteger a las víctimas; esos son sus valores, esa su ideología y por eso es importante defender sus principios y controlar que su implementación sea ejecutada de manera responsable.

Publicidad

Publicidad

El Periódico Digital OXIGENO.BO, es desarrollado y administrado por Gen Film & Crossmedia Ltda. Teléfono: 591-2-2445455. Correo: info@gen.com.bo