Fútbol
César Sánchez
14/08/2019 - 18:05

Liverpool venció a Chelsea por penales y es el campeón de la Supercopa de Europa

En los 120 minutos empataron 2-2 y el Liverpool ganó 5-4 en los penales. La francesa Stéphanie Frappart fue la árbitra de la final.

El Liverpool se ratificó como el mejor equipo del Viejo Continente.

Es un día histórico para el fútbol mundial, gracias a que por primera vez una mujer, la francesa Stephanie Frappart, dirigió una final de la Supercopa de Europa, en la que el Liverpool derrotó al Chelsea por penales y se ratificó como el mejor equipo del Viejo Continente.

El conjunto rojo comenzó mejor e hizo valer su jerarquía en el campo de juego al adueñarse del balón y generar varias ocasiones de peligro. Pero hubo que esperar para encontrar la primera situación, que llegó pasados los 15 minutos cuando Mohamed Salah escapó por derecha a espalda de su marcador e hizo lucir a Kepa.

A los 22 minutos, el Chelsea tuvo la suya cuando tras una buena jugada colectiva Pedro se filtró por izquierda y remató cruzado e hizo sonar el travesaño. Minutos después, Giroud de chilena también asustó al Liverpool, pero el balón se fue desviado.

La apertura del marcador llegó a los 36 minutos cuando Pulisic, con pelota dominada, encaró de izquierda a derecha y lanzó un pase en diagonal sensacional para Giroud. El francés escapó mano a mano y definió de zurda para el 1 a 0 de los ‘Blues’.

Para el complemento, Klopp mandó a la cancha a Roberto Firmino en lugar de Alex Oxlade-Chamberlain y su equipo cambió por completo. Con una actitud renovada, acorraló al Chelsea y marcó el empate a los dos minutos, luego de un pase filtrado que encontró al brasileño cara a cara con Kepa y este la punteó hacia la derecha para que llegue Sadio Mané y defina con el arco a su merced.

Los minutos siguientes fueron un festín del Liverpool que generó un puado de situaciones que no cambió por gol debido a la falta de precisión en la definición o en el último toque.

A falta de 15 minutos para el final, el conjunto de Klopp tuvo una situación inmejorable en un tiro de esquina. Primero fue Salah quien remató cruzado abajo de zurda para exigir a Kepa y luego fue Van Dijk que disparó en el rebote e hizo lucir nuevamente al arquero español, que esta vez de un cachetazo desvió el esférico y éste golpeó el ángulo y se fue.

Finalmente, luego de que un offside le haya ahogado el grito de gol al joven Mason Mount, los 90 minutos terminaron 1-1 y la definición se estiró al alargue.

El alargue arrancó con todo. A los cinco minutos Mané estampó el 2 a 1. El africano dominó por el sector izquierdo, jugó pro afuera para la diagonal de Firmino, quien llegó hasta el fondo y devolvió para el senegalés defina de primera, fuerte y arriba.

El conjunto de Frank Lampard reaccionó de inmediato y Jorginho cambió por gol un penal sancionado por una infracción del arquero Adrián.

El Chelsea terminó dando una mejor imagen que el Liverpool, pero no pudo concretar sus aproximaciones y el encuentro se definió en los penales.

Así, la tanda desde los 12 pasos fue tan emocionante como el partido mismo.

Y es que ambos equipos estuvieron impecables en sus primeros cuatro tiros, pero el Chelsea falló en el último penal – Adrían tapó el remate de Abraham- y permitió que el Liverpool sume un logro más a su histórico – y recién renacido- récord europeo.

Publicidad

El Periódico Digital OXIGENO.BO, es desarrollado y administrado por Gen Film & Crossmedia Ltda. Teléfono: 591-2-2445455. Correo: info@gen.com.bo