Alimentación
Redacción Oxígeno
04/01/2018 - 07:25

Cuida a tu corazón, desde el estómago

Según la OMS, la cardiopatía izquemica que se produce por el bloqueo de las arterias coronarias (en muchos casos por exceso de grasa), es la principal causa de muerte en el mundo.

Foto internet

Según la Organización Mundial de la Salud durante el 2017, la cardiopatía izquemica en la principal causante de muerte a nivel mundial y mantiene ese record durante los últimos 15 años. Esta enfermedad se produce por la reducción cuando el flujo de sangre al músculo del corazón se reduce en un bloqueo parcial o completo de las arterias del corazón. En la mayoría de los casos por la formación de depósitos de grasa que restringen el flujo sanguíneo.

Estas muertes y factores de riesgo son prevenibles, y las elecciones de los alimentos tienen un gran impacto en la salud del corazón, incluso si uno tienes otros factores de riesgo.

Sólo algunos factores de riesgo, como la edad, el sexo y el historial familiar, no se pueden controlar. Pero se pueden prevenir y controlar otros factores de riesgo como el colesterol alto y la presión arterial alta, realizando cambios en el estilo de vida y tomando los medicamentos necesarios.

Cambio de estilo de vida

Un estilo de vida saludable incluye: seguir un plan de alimentación equilibrada, mantener un peso saludable, realizar actividad física con regularidad, dejar de fumar y controlar el estrés, todo esto puede reducir el riesgo de esta enfermedad cardíaca y prevenir el empeoramiento si ya existiese.

Las principales recomendaciones alimenticias son:

  1. Sigue un patrón de alimentación saludable durante toda la vida,  es decir que se debe marcar un patrón para las comidas que se consume, por ejemplo: después de cada comida fruta, evitar las frituras y carnes en exceso durante la semana, comer platos con alto contenido calórico (chicharrón, fricasé, lechón, etc.) u otras variaciones que permitan controlar lo que uno come.
  2. Céntrate en la variedad, la densidad de nutrientes y la cantidad,  a veces se piensa que se debe comer en grandes cantidades en cada comida para luego no tener hambre, cuando en realidad son las pequeñas porciones las que evitan la acumulación de grasa, se debe variar la alimentación, comer mucho de un alimento por más que sea sano, no es aconsejable.
  3. Limita las calorías de azúcares agregados y grasas saturadas y reduce el consumo de sodio, reducir el azúcar en las bebidas (té, café, mates, jugos, etc,) carnes a la parrilla y la sal.
  4. Cambia a opciones de alimentos y bebidas más saludables, es bueno probar nuevos alimentos y bebidas, si bien a veces por el ritmo de trabajo no se nos da preparar las comidas, existen cada vez más servicios de catering y restaurantes saludables donde se pueda acudir al menos unas tres veces a la semana.
  5. Apoya los patrones de alimentación saludables para toda la familia, una vida sana puede ser una tarea de equipo, intenta apoyarte en, y apoyar, a otros miembros de tu familia.

Si se tiene un alto riesgo de enfermedad cardíaca o ya se padeces una, el primer paso debería ser pedir una cita con un dietista-nutricionista junto con tu proveedor de atención médica, pueden ayudarte a reducir tu riesgo o a mejorar tu afección existente, a través de un plan personalizado de alimentación y estilo de vida

Publicidad

Publicidad

El Periódico Digital OXIGENO.BO, es desarrollado y administrado por Gen Film & Crossmedia Ltda. Teléfono: 591-2-2445455. Correo: info@gen.com.bo